01 diciembre 2005

Marco Enríquez-Ominami: ¿un héroe fatigado?


Hace unos días, bebiendo unas copas con unos amigos en Quillota, me encontré con una fotografía de campaña de Marco Enríquez-Ominami.

El cineasta –más exactamente es telefilmista- que va de candidato a diputado por la zona. Mi amigo le tiene cierta simpatía al hijo de Miguel Enríquez, -y más simpatía a su mujer, hay que decirlo, aunque yo no termine nunca de explicármelo-, de modo que cuando traté de hacerle ver ciertos hechos que me llaman la atención en este destape político del creador de “La vida es una lotería”, no encontré más que una sonrisa débil, que lo mismo podía significar indulgencia que desconocimiento.

En fin, quedé un poco atorado, sobre todo por la imagen de campaña; imagen que desgraciadamente no me prestaron, cuando supieron mis turbias intenciones. Vamos por partes: a mí Marco Enríquez solía caerme bien hace unos años. Su actitud contestataria, sus chistes un poco impertinentes, pero agudos, su historia de doble paternidad, la violencia con la que empapelaba sus miedos. Todo eso me parecía de alguna manera conmovedor. No podría decir en qué momento empezó a caerme menos bien hasta darme lo mismo, como sucede hoy, pero creo que fue después de que él estrenara su documental ‘Los héroes están fatigados’.

Fue un documental honesto. Lo más honesto: Carlos Ominami, su otro padre, cerrándole un ojo en una reunión política, con cara de papá orgulloso. La necesidad de buscar respuestas del director. La urgencia de encontrarse. En ese documental, me parece a mí, Marcos reivindica la lucha de Miguel, y su opción de morir en su utopía, en su búsqueda, en su combate.

También aborda el desencanto de quienes compartieron en su momento esa lucha y hoy, entregados a un sistema heredado de la dictadura, no tienen reparos en profitar de él y en moderar su crítica. Uno puede estar de acuerdo o no con la postura del documental, pero en ese minuto me pareció una mirada válida e íntima. Una mirada que, o ha cambiado, o al menos se ha acomodado.

Probablemente fue su etapa farandulera lo que menos me gustó. Él se defiende diciendo que no busca la farándula, sino al revés. Y claro, si su pololeo con Karen Doggenweiler comenzó justo cuando Felipe Camiroaga –ex pareja de la animadora- decidió hablar en contra de ella.

Pero eso es otro tema. Creo que después de verlo semanalmente en LUN, quedé un tanto agotado. Y me pareció que es un tipo extremo, que dice cosas profundamente agudas o idioteces sin apelación. Supongo que es algo que elige.

Volvamos a lo nuestro. Su fotografía de campaña –prometo buscarla para mostrárselas- es impactante, porque responde a la típica concepción de la Alianza por Chile al propagandearse. Aparece, en pleno, la familia Enríquez-Ominami / Doggenweiler (¡qué apellido más largo para una niñita como Manuela!); él a la izquierda, abrazando a Fernanda, la hija de Karen, y ella, la ex chica La Polar, sosteniendo a Manuelita.

Hasta ahora, siempre pensé que sólo los ‘momios’ apelaban a la idea de la Familia (así con mayúsculas), para demostrar que eran tipos capaces y con buen criterio. En general, los candidatos de la Concertación –y más aún de la izquierda extraparlamentaria- no necesitan esos ardides, entre otras cosas, porque entienden que la ‘familia bien constituida’ no garantiza la idoneidad de nadie.

Si pretendió con esta imagen mostrar que las familias pueden darse de un modo ‘alternativo’ –puesto que Fernanda no es su hija biológica y Karen es separada-, erró en puntería. Lo único que se ve es a un Marco Enríquez-Ominami consagrado en su rol de amante esposo y padre abnegado, que –por haber constituido una familia-, nos puede entender bien, nos puede representar bien.

El llamado arcaico a votar por el proveedor y protector, el hombre de la casa, que nos puede cuidar a todos como buen padre. Una idea que, en lo personal, me causa escalofríos. Si lo sumamos a su eslogan (“Todo por ti”), el efecto es aun más estremecedor. Además de la foto, me pareció recordar que, hace no tanto, se anunció que su candidatura a diputado la apoyaría el pacto “Juntos Podemos Más”.

Finalmente, aunque con alguno que otro reparo, no tuvo problemas en presentarse con un cupo socialista. Extrañas ambigüedades que a él no le complican en lo más mínimo, pero que a mí no dejan de llamarme la atención.

Paralelamente, su productora, “Rivas y Rivas”, se ha comprometido con Megavisión para hacer durante los siguientes dos años, la exitosa serie La vida es una Lotería. Un canal cuya línea editorial prohíbe los spots del SIDA, un canal que cobija al cura Hasbún, un canal cuyo dueño es Ricardo Claro. Enríquez-Ominami se defiende. Dice que es su productora, no él, la que ofrecerá un contrato a una empresa de Ricardo Claro, no al propio Claro.

Pero las sutilezas no alcanzan. A él le ha servido el sistema que, para ser instaurado sí o sí, acalló con balazos y torturas a todos los que pensaron diferente. También a Miguel Enríquez.

* Tomado de www.elmostrador.cl, firmado por Artemio Lupin.

* Aquí está el link.

http://www.elmostrador.cl/modulos/noticias/constructor/noticia_new.asp?id_noticia=151752

29 noviembre 2005

Blogs con harto sexo...


Veo una mujer rica, que para mí sea rica y no puedo retraerme, me caliento. Me pasa que no puedo evitar retorcerme de placer, comenzando por el visual, continuando luego a sentir los espasmos más corporales, hasta incluso sentir el levantamiento total. Es que algunas veces, hay mujeres que andan por la vida, mostrando, presumiendo que muestran, o trasluciendo su integridad sin medir la acaloración de los sentidos que pueden causar en nosotros.Y no es un cuento enfermizo, ni menos de andar silbando o toqueteando a las feminas, sino que simplemente: observarlas, imaginarselas tirando; mirar sus labios y dar cuenta de una fellatio; traducir su mirada; observar su pelo; el coor de su piel; el detalle de su andar; sus gesticulaciones; ponerla en tu cama imaginaria y cometer todo aquello que piensas que deberías y quieres hacer.Parece una locura, pero cada véz que se me cruza una mujer atractiva, rica, sensual, femenina, no puedo dejar de pensar cuanto ya tendrá de recorrido sexual, si le gustará harto o poco, cuál será su posición favorita, será conservadora o liberal, blanco o negro, y un sinfín de balbuceos mentales.Hay ciertas veces que la oportunidad se dá y se intercambian palabras, en ocaciones algo productivo a salido de esas atrevidas intenciones. Pensandolo bien, ha sido mejor recibir 8 de cada 10 respuestas negativas, pero la satisfacción y el sabor de haber ganado 2.Otros esperan a que la vida, el sexo y las mujeres pasen por el frente y solo son espectadores de su propia represión. Debemos actuar, no solo de imaginación sexual se puede estar viviendo, hay que tirar tambien con eso que uno imagina.¿Que te imaginas?Placeres!!!


* Tomado de http://analysex.blogspot.com/ donde hay una serie de links, harto calentones para todos los gustos...

27 noviembre 2005

Sólo para mujeres: masturbación en grupo, la última moda de Buenos Aires



El próximo fin de semana, Mariana* le dirá adiós al ajetreo de Buenos Aires y se refugiará en la tranquilidad de una casa en las afueras de la ciudad. Allí se encontrará con otras mujeres que, al igual que ella, respondieron la invitación de la lista de autoerotismo a la cual están inscritas. Mariana ya conoce a varias de las participantes de reuniones anteriores, pero sabe que este fin de semana llegarán chicas nuevas con deseos de experimentar.

Mientras otras porteñas aprovechan los días de descanso para ir a cine, hacer deporte, salir con el novio, estar con su familia o ir de compras, Mariana y su grupo prefieren emplear las horas muertas en una tarea muy gratificante: la masturbación.

"El autoerotismo es saber reconocerse, recorrerse y disfrutarse. Ayuda a las personas a saber cuáles son sus preferencias en cuanto a placer sexual. Una amiga me invitó a formar parte y, como siempre, fui medio curiosa, me pareció interesante. En realidad, todo el ambiente es bastante amigable, natural, y nos reímos todo el tiempo. Es algo bastante divertido. Es un claro ejemplo de que la sexualidad debe ser tomada con naturalidad y no como algo oscuro", señala.

Las tertulias surgieron a raíz de una lista de Internet llamada autoerotismo, creada hace cuatro años por cinco amigas que tenían interés en divulgar e intercambiar material erótico sobre sexualidad femenina. Las fundadoras invitaron a otras amigas a inscribirse y el rumor pasó de boca en boca, al punto que hoy existen cerca de 500 miembros.

El grupo es de lo más diverso y variopinto. La más joven tiene 21 años y la más madura ronda los 65. Las hay casadas, con hijos, solteras, ennoviadas, divorciadas y separadas. Hay estudiantes, profesionales, amas de casa y el grueso pertenece a la clase media. La mayoría son heterosexuales aunque también participan algunas mujeres bisexuales y lesbianas.

"El autoerotismo es algo que nos permite conocernos, aprender qué es lo que nos gusta y así tener una vida sexual más plena. Hay muchas mujeres que teniendo relaciones sexuales en pareja jamás sintieron un orgasmo, porque no conocen su propio cuerpo. En las sociedades latinoamericanas, la masturbación es algo casi machista, exclusivo de los hombres. En la sociedad norteamericana y en la europea, por el contrario, es algo más abierto y natural, pese a la presión de la Iglesia de considerarlo pecaminoso", afirma Sofía*, una de las fundadoras de la red.

Los encuentros se llevan a cabo cada mes durante dos o tres días seguidos y participan las 11 primeras mujeres de la lista que respondan la invitación, más la dueña de casa que presta su hogar para la sesión. Cuando el grupo está completo, todas se desvisten y se ubican en colchonetas frente al televisor en donde se muestran videos eróticos.

En una mesa cercana reposan juguetes sexuales, vibradores, preservativos y alcohol en gel para limpiar los artefactos. Generalmente, las que asisten por primera vez suelen mirar y cuando entran en confianza, empiezan a masturbarse. Ninguna está obligada a interactuar con otra participante, pero en algunos casos el ambiente está tan cargado, que es posible ensayar y explorar en el área del sexo grupal.

La discreción es total. En la lista de autoerotismo, salvo las cinco moderadoras, ninguna otra integrante sabe nombre, apellidos, estado civil y demás datos personales del resto de miembros. Tampoco se divulga el tipo de material erótico que se solicita. La ubicación de la casa es secreta y sólo la conocen aquellas mujeres que harán parte del encuentro.

Para mayor seguridad, las participantes deben mostrar un examen de VIH y ETS y se prohíbe el consumo de alcohol, drogas y cigarrillo durante la sesión. "En las reuniones hay definitivamente un doble juego, el de ver y mostrar, el de querer mirar y ser visto. Pero también es un juego de aprendizaje. Cada mujer es un mundo, tanto en su cuerpo como en sus maneras de gozar", confiesa Sofía, quien considera que cada vez hay más mujeres dispuestas a vivir su sexualidad sin tapujos.

La masturbación, como señala Mariam Alizade, médica y sicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina, es una actividad que ha ido perdiendo la connotación de pecado y pertenece a una intimidad permitida. Si bien la exploración y la activación del propio cuerpo erógeno es una ventaja, la doctora considera que en caso de presentarse una fijación a esta forma de satisfacción sexual, podrían surgir dificultades al momento de pasar a una sexualidad adulta, que es relacional y compartida.

Hasta el momento las chicas del grupo no han percibido malestar en sus compañeros. "Mi pareja lo sabe y le parece perfecto. Hasta fantasea con eso, me pregunta, me pide que le describa cómo es todo cuando me masturbo y las miro. Creo que para un hombre, la idea de que 12 mujeres participen en una masturbación colectiva es increíblemente excitante", asegura Mariana.

Gustavo*, el ex esposo de Sofía, tampoco tiene reparos: "Ella siempre fue sexualmente activa, aunque quizás el cambio que pueda llegar a notar es que está más libre en cuanto a la experimentación, tanto en el nivel pasivo, dejarse hacer, como en el activo, llevar ella misma la iniciativa".

Lo que sucede en Argentina no es un caso aislado. Desde hace un par de años, el tema de la masturbación femenina ha ido sumando seguidoras en todo el mundo. Prueba de ello son los portales http://www.the-clitoris.com/; www.vaginarts.com; http://www.thebigvagina.com/ en donde se le rinde culto al aparato reproductor femenino y se invita a las mujeres a conocer su cuerpo, aceptarlo y amarlo. Lo anterior no es un dato menor, ya que muchas mujeres ni siquiera son capaces de mirarse los genitales en el espejo e ignoran que su aspecto varía de una mujer a otra hasta el punto de ser tan particular como el rostro.

Quizá Mariana y Sofía no sean conscientes de ello, pero con sus grupos de autoerotismo han demostrado que la sexualidad femenina es tan amplia, que todavía quedan muchos caminos por recorrer.

*Todos los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de los protagonistas.

* Escrito por María Inés Mc Cormick de revista Semana, de Colombia.

www.semana.com